Google+ Mi título contenido de la página
buscar
Ver siguiente >>
<< Ver anterior



Cabecera para elegir fotógrafo de bodas.


Es la primera vez que vas a contratar a un fotógrafo de bodas y estás preocupado por que no sabes muy bien como va a salir el asunto, si os vais a entender o si va plasmar lo mejor de ti y de tu pareja.


Tranquilo, es normal tener montones de dudas, esto de casarte es nuevo para ti, pero quiero ayudarte a entender que cosas te van a facilitar trabajar con un equipo de locos de la fotografía y los vídeos de bodas.


 

Vale, no sé exactamente a que se debe, pero existe una cuestión que los fotógrafos de bodas no solemos aclarar desde que las parejas llegan por primera vez a nuestro estudio de fotografía nupcial. ¿Cual es esa cuestión? ni mas ni menos que definir correctamente nuestro trabajo.



Plasmalia hablando con sus clientes



A veces me pregunto si esto tiene algo que ver con la deformación profesional que sufrimos los fotógrafos y videógrafos de bodas con el paso de los años y damos por sentado que las parejas lo tienen todo muy claro.



He de confesar que de vez en cuando, yo soy de esas personas que se me pasa algo y me doy cuenta en medio del proceso: "No he sido claro definiendo que puedo hacer por los novios o lo que espero conseguir de ellos."





Para que no sirve un fotógrafo de bodas.


-"Quiero tener un reportaje de bodas espectacular, brillante y profesional." -Es aquí donde nace tu ilusión por tener el mejor recuerdo del día de tu boda. Este deseo va creciendo poco a poco y te lanzas a buscar fotógrafos nupciales por Internet. De repente después de ver trabajos fascinantes, llega un momento en el que te imaginas que vas a contratar a un profesional para que te haga unas fotografías de bodas tan espectaculares, como las que has visto en esas páginas, o un video de boda de esos tan bonitos, con un toque vintage, con look cinematográfico, además utilizan Drones de esos que hacen planos aéreos cenitales como en las películas... ¡Guau!



Cámara de fotos dibujada.

 



Tu sabes lo que quieres por que lo has visto en Internet, solo necesitas un fotógrafo de bodas que deje perfectamente reflejada cada imagen el "día B". Un fotógrafo bueno, bonito y barato que dejará tus fotos preciosas.



¡Alto!


-Ah, ¿no?


No: Aquí está uno de los errores mas comunes que se cometen en la búsqueda de tu fotógrafo de boda ideal.


Tú quieres que el profesional que se encargue de fotografiar tu boda plasme esa idea que tienes en tu álbum. Necesitas materializar lo que hay en tu cabeza, pero ¡ojo! si estás pidiendo a un retratista de bodas o videógrafo que pase a limpio tu visión y tus indicaciones, posiblemente estés mermando su capacidad creativa. Esto no quiere decir que el fotógrafo no acceda a tus peticiones... fotografías en familia, de grupo, abuelos, etc. Hablo de la insitencia por querer eliminar líneas creativas del profesional como son... evitar posados, reducir localizaciones o suprimir la sesión después de la ceremonia por querer estar presente en el cóctel.



Fotógrafo de boda disparando una polaroid.

 

 

Es muy probable que el fotógrafo de bodas interprete muy bien lo que tu quieres, y no le parezca mal hacerlo. Pero para evitar confusiones hay que ser más preciosos con él. Tú quieres claramente unos rasgos gráficos bastante definidos, pero si el fotógrafo no puede aportar de su cosecha el día de la boda, al final el proceso creativo del profesional se ve reducido y no hay cosa que más desconcierte a un creativo que no poder crear.

 

 


Para que sirve el fotógrafo de bodas.


Por regla general el fotógrafo de bodas espera hacer un trabajo brillante, aportar, llevar el espíritu de tu boda al papel y crear un lenguaje audiovisual único y especial. Por eso cuando tu fotógrafo de bodas te muestre su portafolio y conecte con lo que tu tienes pensado, lo lógico es que el día de tu boda le des su tiempo para crear esas maravillosas imágenes. El profesional es el que puede hacer esa magia con tus fotografías y crear esa atmósfera especial que despertará un montón de emociones al abrir tu álbum de boda.



Y ¿Que pasa si no me gusta?


Por lo que aprendemos en nuestro bagaje profesional en la relación con el cliente, los fotógrafos de bodas no salimos por los cerros de Úbeda. Sabemos interpretar por dónde van los gustos de cada pareja. Por eso es raro que nuestra forma de entender y reflejar su historia esté muy alejada de lo que les pueda gustar.



Si eres fotógrafo o videógrafo y te sientes identificado recuerda:


Tu cliente espera que el trabajo que le presentes se parezca a lo que tenía en su cabeza y el está allí para ayudarte a conseguirlo. No siempre sus peticiones serán lo que nosotros teníamos en mente, pero si eres creativo deberías al menos hacer entender a tus parejas que los trabajos que les han llevado hasta tu estudio de fotografía son obras concebidas desde tu visión personal. La clave está en el equilibrio de sus peticiones y tu trabajo.



Espero que el post te guste y te ayude a definir que tipo de fotógrafo quieres para tu boda.¿De los que siguen lo que a ti te gusta y no aportan? o ¿Buscas de los que quieren sumar junto a ti para crear un recuerdo especial?


Si te ha gustado comparte, comenta y así ayudarás a otras personas a descubrir mi blog y yo te estaré eternamente agradecido.


Un saludo.


Carlos Zamorano

 
 
 
Últimas entradas
Categorías