Google+ Mi título contenido de la página
buscar
Ver siguiente >>
<< Ver anterior

Cabecera con el texto fotógrafos viajeros.



Ser fotógrafo o videógrafo de boda hoy, es muy distinto que hace unos años. La forma de comunicarnos con las parejas ha cambiado y ahora cualquier persona puede ver tu trabajo y compararlo con el de cientos de profesionales desde la comodidad de su casa.



Fotografo de bodas caminando por la costa de Santander

 

 

Por eso cuando una pareja de novios nos escribe para que seamos los encargados de realizar su reportaje de boda sin importarles los kilómetros que nos separan, nuestros corazones se llenan de alegría.

 

 


#FOTÓGRAFOS DE BODAS MADRID / SANTANDER


Esta vez hemos querido que nos acompañes en nuestro viaje y qué mejor manera de hacerlo que con lo que mejor sabemos hacer. Hemos dado la vuelta a la cámara para contarte nuestro viaje a Santander y éste ha sido el resultado. Dale al Play y viaja con nosotros.



 

                               




#SANTANDER UNA CIUDAD DE MARES Y MONTAÑAS


Tan solo hemos tenido unos pocos días para disfrutar de esta ciudad. Me he enamorado de este territorio único, de sus gentes, de su fusión de colores, del ocre y blanco de sus edificios, también del verde y azul del Cantábrico, de sus playas y sus salvajes aguas y como no, de sus gentes amables. Santander ha sido un marco impresionante para realizar nuestro trabajo, de eso no cabe ninguna duda.


 


Una persona se tira al agua desde un acantilado en una cala de Santander




#ANÉCDOTAS DE VIAJE.


Cuando nos desplazamos fuera de la Comunidad De Madrid, un par de días antes solemos visitar el lugar de la ceremonia o el restaurante. En ocasiones los encargados del lugar se asombran al descubrir que un videógrafo y un fotógrafo de Madrid se han desplazado cientos de kilómetros para documentar una boda.



Me resultó muy curiosa la anécdota en uno de nuestros viajes a Girona en la que el encargado del restaurante se paralizó cuando le dijimos que éramos de Madrid. En su boca se dibujó por unos segundos una O perfecta y para cuando salió de su asombro nos preguntó: -¿De Madrid venís hasta aquí? Que pasa, ¿no hay fotógrafos de boda en Girona?. Berta (la novia) me confesó que incluso algunos familiares no entendían por que nos contrataban desde tan lejos.




Dos fotógrafos de bodas en Santander


 


Cuando entregamos el trabajo de Girona la novia me dijo: -Carlos, Ahora todos entienden por que decidimos que fuerais vosotros los encargados de mi reportaje de bodas. Esa frase se me quedó grabada para siempre en el corazón.


 

 

Unos años más tarde seguimos viajando allá donde nos reclaman para hacer un vídeo de boda. Compartiendo momentos espectaculares con las parejas y conociendo gentes, rincones y gastronomía. ¿Se puede pedir más?



 


#VACACIONES ¿ESO QUE ES?


Es cierto, la gran mayoría de los fotógrafos y videógrafos de bodas no gozamos de vacaciones en verano. Pasamos horas en soledad frente a nuestras pantallas componiendo historias y sumergidos en nuestro trabajo. Por eso cuando nos brindan la oportunidad de viajar para contar una historia como la de Martina Y Juan, el viaje lo vivimos con una intensidad personal y profesional fuera de lo normal.


Si has llegado hasta el final del post me gustaría agradecerte el tiempo que has empleado en leerlo. ¡Gracias!

¿Te ha gustado el vídeo? ¿Conoces Santander?. Me encantaría conocer tus experiencias en la ciudad, te espero en los comentarios.


Un saludo.


Carlos Zamorano.

 
 
 
Últimas entradas
Categorías