Google+ Mi título contenido de la página
buscar
Ver siguiente >>
<< Ver anterior

Es un hecho, desde que una productora de bodas Canadiense apostara a principios de 2009 por las nuevas cámaras DSLr, Internet se ha poblado de películas de boda originales. Stillmotion dotó a todas sus producciones de un look cinematográfico nunca visto hasta el momento en la produccion de vídeos de bodas  y desde entonces nada ha vuelto a ser igual.

 

 

 


                                

 

Stillmotion han sido un referente de inspiración para infinidad de profesionales que tímidamente apostábamos a principios del 2010 por el cine de bodas de autor.



Si eres videógrafo de bodas, lo que hoy te voy a contar puede que no te haga mucha gracia.


Seguro que alguna vez has caído en algunos de los errores que citaré a continuación. Tranquilo, no eres el único , yo también he caído en algúnos de ellos. Es la "mágia" del ser humano: no somos perfectos. 


Estás trabajando para que una pareja tenga el mejor recuerdo del día de su boda y no te la puedes jugar. Debes ser profesional y producir una película de boda brillante. Por éste motivo, hoy te quiero contar algunos errores que se cometen (sobre todo en los inicios) y que espero puedan ayudarte a mejorar tus películas de bodas.



Cabecera Videógrafos



1. Querer agradar a todo el mundo.


Éste es el fallo que mas videógrafos de bodas comenten en sus producciones. ¿Que pasa si quieres que todo el mundo tenga unos segundos de protagonismo en tu producción?, pues que volveríamos a lo de siempre... Producciones de hora y media infumables que no cuentan absolutamente nada.



¡Derriba las barreras!


El primer paso para hacer vídeos de bodas diferentes es conseguir que los novios entiendan que más no es sinónimo de mejor. Una película de boda va más allá de ponerse una cámara al hombro, filmar sin freno y editar un vídeo de hora y media plano y aburrido. Es por eso que explicar a las parejas que quizá su película de boda no durará más de media hora, o que muchas lecturas de la ceremonia quedarán reducidas a unos pocos segundos, para mi ha sido y en ocasiones sigue siendo un reto.


                                



Cuando empecé a proponer éste nuevo formato de vídeo, muchas de las parejas que visitaban nuestro estudio se quedaban perplejos. "-¿Entonces, no vas a poner todas las lecturas?. -No, voy hacer algo mejor que un "chorizo" de hora y media... Voy a hacer la película de vuestra boda."



Efectos de un vídeo de boda aburrido.

Reacción habitual de los amigos  de los novios cuando les invitan a ver un vídeo de boda mega largo.



2. Dejar la elección musical a los novios.


¿Te imaginas una boda editada con la banda sonora de Titanic? Quizá en su momento parecería algo bello y sublime, pero con el paso de los años el tema principal de éste film está tan quemado que visualizar una boda con dicha canción es cuanto menos chirriante. Es por eso que los videógrafos de bodas tenemos la obligación de hacer comprender a los novios que lo que ahora les puede parecer una buena pieza musical, mañana puede influir negativamente en su vídeo de boda. 


El ritmo, los tiempos y el nudo de la historia se ven afectados por querer complacer los gustos musicales de las parejas. ¿Estás de acuerdo?


                             



3. No hacer entrevistas.


A éstas alturas de la película estarás de acuerdo conmigo en que un film de boda debe de incluir más ingredientes que una buena música y encuadres a lo "Wes Anderson".


Es muy común ver en la red vídeos de boda que parecen videoclips musicales. ¿Quieres contar una buena historia?, Esfuérzate por arañar alguna emoción entrevistando a las parejas, familiares e incluso a los invitados. Utilizar éstos recursos de audio con imágenes de la boda dotará a tus vídeos de una emoción, cercanía y frescura envidiables. ¡Emociona a tu audiencia con una buena narrativa!

 


4. Crear historias sin sentido.


Toda historia debe tener un inicio, un nudo y un desenlace. Planifica cada boda y piensa sobre todo cómo acabará el mediometraje, pues un buen desenlace dejará una huella imborrable en los novios.



5. Filmar sin componer.


Tengo que reconocer que en mis primeros vídeos perseguía el momento y la emoción sin reparar demasiado en el encuadre. Está muy bien no perder detalle, pero si quieres que tu obra no chirríe busca la armonía entre momento y composición. O cómo a mi me gusta decir... Piensa en foto.


Te dejo éste maravilloso vídeo que seguro va a ayudarte a componer escenas en futúros proyectos audiovisuales.



                     



6. No cuidar el audio.



Todos sabemos lo difícil que es grabar el audio en medio del estrés de una boda, pero si planificas bien tu estrategia durante la ceremonia, tus vídeos van a dar un salto de calidad palpable. Instala un micro cerca del atril de las lecturas, otro pegado a los altavoces de la megafonía y si el novio accede, incorporale un micro de solapa para que no se escape detalle.


Se que preparar las cámaras y el audio minutos antes de que la novia realice su entrada a la iglesia puede resultar estresante, (sobre todo si no dispones de asistente como es mi caso) pero te aseguro que el esfuerzo merece la pena.


7. Sumar es mejor que restar.


Compartir inquietudes con otros profesionales y sumar experiencias es muy enriquecedor. Nos ayuda a hacernos una idéa de dónde estamos y hacia dónde queremos ir. Es por eso que te recomiendo participar activamente en grupos de redes sociales para álgo más que mostrar tus trabajos.


Generar un vinculo de confianza entre nosotros refuerza el sector y nos ayuda a crecer como profesionales de la imagen. ¿No crees?


¿Dudas? ¿Algo que aportar? Seguramente me he dejado multitud de conceptos para producir buenos vídeos de bodas, así que si se te ocurre algo más me encantaría aprender leyendo tus comentarios. ¡Te espero más abajo!




 
 
 
Últimas entradas
Categorías